Alumnos de Bellas Artes rescatan vestigios de pintura mural del Templo de San José de Gracia

Estudiantes de la Licenciatura de Restauración de Bienes Muebles de la Facultad de Bellas Artes (FBA) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), llevan a cabo una exploración que ha permitido encontrar pintura mural en el interior del Templo de San José de Gracia, ubicado en la calle Francisco I. Madero, en el Centro Histórico, en el cual se han localizado vestigios de diferentes períodos históricos, predominando decoración con características Art Nouveau que permiten ubicarlos en el  Porfiriato.

De acuerdo con la docente impulsora de estainiciativa, Mtra. Luz María Leal Zamorano, titular del Taller de Restauración de Pintura Mural y del Taller de Escultura Policromada de la FBA, y el Dr. Sergio Rivera Guerrero, coordinador de la licenciatura, este trabajo surgió de la inquietud del rector del Templo San José de Gracia, el Pbro. Alfredo Hernández Ramírez, quien realizó la solicitud formal ante Rectoría de la UAQ.

“Previamente ya habíamos hecho una pequeña exploración que confirmó que existía pintura mural y con base en esos datos el padre nos pide colaborar para realizar un búsqueda más profunda por así decirlo; de manera inmediata mandamos el aviso al Instituto Nacional de Antropología e Historia, para informar que la escuela iba a participar con la elaboración de calas estratigráficas para  rescate de vestigios de pintura mural”, expresó la docente.

Con esta iniciativa, los 12 alumnos inscritos en el Taller de Pintura Mural de la Licenciatura en Restauración de Bienes Muebles tienen la oportunidad de ejercer una práctica de campo real bajo el compromiso de cuidar el Patrimonio de la Humanidad; y al mismo tiempo, retribuir con su labor a la sociedad queretana.

“El trabajo universitario está totalmente vinculado con la sociedad; hay un compromiso profesional de trabajo, de diagnóstico, de rescate, de conservación de los monumentos históricos y la obra de arte, no nada más de la Ciudad -que es muy importante como Patrimonio de la Humanidad- pues también hemos incursionado en otras entidades de la República”, describió la universitaria.

Hasta el momento, explicó la líder del proyecto, en las paredes del Templo se han encontrado vestigios que, podrían pertenecer a la época del Porfiriato, pues se asemeja a pintura decorativa con paleta y formas en Art Nouveau, movimiento artístico que surge a fines del siglo XIX.

“Tenemos pintura decorativa que se asemeja a tapices con elementos iconográficos representativos de la religión y la iglesia; este Templo estuvo dedicado a la Purísima Concepción, entonces hay elementos marianos en la iconografía, la simbología y en la cúpula se ve claramente que está la pintura de la Purísima, esto ya es pintura figurativa”, finalizó.

De acuerdo con el Programa Nacional de Catálogo de Bienes Inmuebles Históricos del INAH, el uso original del Templo de San José de Gracia fue como capilla del Hospital.

Fue construido en el siglo XVIII, en el año de 1726, bajo la dirección de Fr. Miguel de Valdivieso; de 1856 a 1863 funcionó como Parroquia. En 1863 fue adjudicado a raíz del cambio del hospital al ex Convento de Santa Rosa. Posteriormente, la señora Emilia Soto compró el templo y las habitaciones adyacentes dedicándolo al centro de la Asociación de Hijas de María. En los años de 1912 a 1916 se utilizó como cuartel, templo protestante, bodega y biblioteca.