Necesario vincular investigación y academia con los problemas de la región: Martínez Peniche

El Dr. Ramón Alvar Martínez Peniche es catedrático investigador de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Querétaro desde 1980 y a partir de 1994 miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 2. Sus trabajos de investigación se basan en problemáticas de la región, con la intención de generar soluciones viables y tangibles.

 

El universitario es ingeniero agrónomo, especialista en Fitotecnia, egresado de la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, ahora Universidad Autónoma de Chapingo. Trabajó durante doce años en la extinta Comisión Nacional de Fruticultura; y en 1989 realizó sus estudios de posgrado en Montpellier, Francia. En 1994 regresó a México y se incorporó como profesor de tiempo completo a esta Casa de Estudios cuando el Mtro. Alfredo Zepeda Garrido encabezaba la Rectoría.

 

En entrevista, Martínez Peniche aseguró que basó sus análisis en frutas de clima templado y en el área de enología, que es la producción de vinos y cidras. “Empezamos trabajando en el nogal pecanero, que es el árbol que produce nuez de cáscara lisa, originaria de México y Estados Unidos. Fue el primer proyecto financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y su objetivo era el rescate de variedades nativas”.

 

Explicó que esta fruta crece de manera silvestre en los ríos, como es el caso de Peñamiller, Querétaro; Victoria, Guanajuato y Santa María del Río, San Luis Potosí; lugares en donde trabajó al lado de los productores para reconocer los árboles, colectar la nuez y analizar algunas de sus características físicas, químicas y microbiológicas; determinar su comportamiento pos cosecha, su resistencia en almacenamiento y si era adecuada para el consumo humano.

 

Esta labor duró alrededor de cinco años, dijo, y permitió la generación de tesis de licenciatura y maestría, pues siempre contó con la participación de alumnos de esta unidad académica.

 

El investigador expresó que posteriormente inició con estudios enólogos, con métodos modernos de vinificación en México; lo cual derivó en diversas aportaciones que aún permanecen vigentes, como la maceración carbónica que se utiliza con vinos tintos a través de bacterias que producen la acidez y estabilidad biológica a esta bebida. 

 

“Este trabajo de enología ha sido continuo, hay un decremento en las plantaciones de vid ya que la gente no consume vino o de manera muy escasa y se importa mucho; sin embargo, lo hemos retomado y está en pleno auge. Hicimos una selección de uvas nativas de la zona de Querétaro que puedan reconocerse y utilizarse en la producción de vinos típicos”, aseguró.

 

Como parte de su experiencia como docente, el Dr. Ramón Alvar Martínez ha impartido las materias de horticultura, fisiología ambiental, genética y experimentación agrícola. Además, realiza, junto con alumnos, prácticas en invernaderos en relación a la producción frutal. En el área de alimentos, es responsable de la cátedra de tópicos selectos de enología; y en biotecnología aborda temas relacionados a la calidad frutal y la pos cosecha.

 

Finalmente, comentó que procura generar investigaciones que tengan impacto en la problemática de los productores “sabemos que la situación nacional, fundamentalmente en el sector agropecuario, es desastrosa porque todo lo importamos. Más que hacer investigación básica, a veces la sociedad necesita respuesta a problemas, y nosotros hemos querido enfocarnos en eso, no siempre se logra, ni es fácil. Justamente el reto está en que exista comunicación y que los trabajos que realizamos aporten soluciones”.