Con el objetivo de seguir con el protocolo de investigación de la prueba de tamiz molecular para detectar la presencia del virus SARS CoV-2, generador del COVID-19, durante el mes de mayo, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) comenzó una campaña de recaudación de fondos; toda vez que el financiamiento de origen universitario y del Gobierno Estatal destinado para las 3 mil muestras experimentales está por terminarse.
 
Los donativos son deducibles de impuestos a la cuenta número 1010440660 CLABE 072 680 01010440660 5, de Banorte.
 
La Dra. Teresa García Gasca, rectora de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, indicó que en los próximos días se concluirá la primera etapa de este trabajo para comenzar un análisis de resultados; sin embargo, la idea es continuar este protocolo el tiempo que sea necesario, dado que al haber sido declarada la fase tres de la contingencia, la aplicación de la mayor cantidad de pruebas de portabilidad que ayuden a detectar a portadores del SARS CoV-2 será fundamental para cortar la cadena de contagio.
 
“Esta es una muestra de que lo que hacemos las universidades y particularmente en la UAQ, es un trabajo de gran calidad y puede ser de exportación; no debemos sólo importar pruebas (…) creo que nosotros podemos desarrollar nuestras propias pruebas, tenemos la tecnología, el talento universitario y podemos hacerlas de la misma calidad”, añadió.
 
La investigadora indicó que para la segunda fase del protocolo experimental se afinará el procedimiento desde el cuestionario para hacer las citas y reiteró que, debido a la especificidad del método de detección del gen para la proteína ‘N” diseñado por la UAQ que es específico para SARS CoV-2, existe confianza en la prueba, porque no se identifica ningún falso positivo.
 
También como parte de la segunda etapa, explicó la Rectora, el Servicio Universitario de Salud junto con profesores de la Facultad de Medicina están trabajando con un nuevo componente del protocolo para dar seguimiento a las personas que den resultado “reactivo”, es decir, que sean portadores asintomáticos del virus que causa la enfermedad COVID-19.
 
La titular de la UAQ indicó que este protocolo experimental ha sido inscrito a una convocatoria especial que recién abrió el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para obtener recursos adicionales y garantizar la viabilidad con este desarrollo científico del Alma Máter queretana; pero de ser beneficiada con este apoyo, la Universidad podría contar con recursos de este fondo hasta después del mes de junio.
 
En este entendido, la Dra. García Gasca explicó que la meta es recaudar alrededor de un millón 200 mil pesos para aplicar otras 3 mil muestras durante la segunda etapa, por lo que ya se han puesto en comunicación con empresas del sector privado que pudieran estar interesadas en contribuir; pero reiteró la invitación a la sociedad en general, para que se sume a este esfuerzo y contribuya a combatir la pandemia que afecta el estado y al país.

Cumpliendo con su responsabilidad social durante la contingencia sanitaria detonada por la pandemia de COVID-19, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) puso en marcha el programa “Red de apoyo académico durante la contingencia”, a fin de auxiliar a los estudiantes que enfrenten dificultades para tomar sus clases de manera virtual; además de la colecta “Un Gato Salvaje no deja a otro atrás”, que reúne recursos y productos para armar despensas básicas mensuales dirigidas a la comunidad institucional y sus familias, que hayan visto afectada su economía familiar.
La rectora de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, Dra. Teresa García Gasca, señaló la necesidad de reconocer que para muchos estudiantes de preparatoria, licenciatura y posgrado es complicado tomar clases en línea durante la contingencia; sobre todo porque carecen de conexión a internet o inclusive de equipo de cómputo.
Por esta razón, la Institución organizó la “Red de Apoyo Académico durante la Contingencia”, operada por la Secretaría Particular de la UAQ; para que los alumnos puedan acercarse a exponer sus dificultades para tomar clases en línea y hallar de manera conjunta una solución.
Informó que, hasta el viernes pasado, se registraron 43 solicitudes de los diferentes municipios en donde hay presencia de la Universidad; e invitó a los jóvenes que se encuentren en esta situación a comunicarse al teléfono 1912 12 00 extensión 3703 para recibir apoyo.
En lo que respecta a la colecta, la Dra. García Gasca manifestó que el Alma Máter ha entregado 400 despensas -con un valor aproximado de 700 pesos cada una- a estudiantes, trabajadores y sus familias que han resultado afectados económicamente por las medidas de distanciamiento social.
Adicionalmente, el Patronato Universitario donará 100 despensas más y se espera que la sociedad ayude -a través de sus donativos económicos- a armar otras 200 para principios de mayo.
“Ha sido un proyecto muy satisfactorio, porque ha permitido ayudar a los universitarios y a sus familias con un granito de arena en este momento tan difícil para la economía familiar”, señaló la rectora de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, Dra. Teresa García Gasca.
“Las despensas se están entregando a cualquier universitario, estudiante, trabajador o familiar de alguno de ellos, que se comunique a la extensión 3103 y que solicite la despensa. Se le da una cita para un día y hora específicos. Se distribuyen físicamente en el Polifórum de la Facultad de Química”, manifestó.
La Dra. García Gasca indicó que, desafortunadamente, la pandemia ha aumentado las desigualdades.
“Hay muchas personas que viven al día, que sus ingresos familiares dependen de un negocio y al tener que cerrar o disminuir el tiempo de estar trabajando, o que los clientes se estén quedando en casa, ven afectada su economía. Si nosotros podemos ayudar en algo, pues es una obligación y un aliento para la Universidad”, dijo.
Agradeció a la Coordinación de Medios Universitarios y a la Dirección de Vinculación Social, por encabezar el proyecto de armar y entregar las despensas; y exhortó a la sociedad en general a donar en medida de sus posibilidades a la cuenta 65-50710190-03 CLABE 014680655071019030 Titular: Universidad Autónoma de Querétaro en el Banco Santander.
Informó que los Campus han estado recibiendo ayuda a través de sus Coordinaciones y subrayó que se realizará el mayor esfuerzo para que este programa sea permanente  a lo largo de la contingencia.

Independientemente del desarrollo del tamizaje molecular como alternativa de detección del virus SARS CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), cuyo protocolo comenzó hace algunas semanas, el Laboratorio de Microbiología Molecular de la Facultad de Química (FQ) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) recibió la certificación por parte del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (InDRE) para realizar la prueba oficial de detección de COVID-19 con fines de Vigilancia Epidemiológica.
La rectora del Alma Máter queretana, Dra. Teresa García Gasca, informó que, siguiendo todos los protocolos de bioseguridad, se equipa ya un área adyacente a la Unidad de Servicios Clínicos de la FQ, ubicada en Centro Universitario; de modo que en las próximas semanas comiencen a aplicarse las pruebas oficiales de detección del coronavirus (Cov-2) al público en general.
Al haber cumplido con todos los estándares de calidad exigidos y probado ante el InDRE la competencia técnica de la UAQ para realizar el examen,  los casos positivos detectados por el Laboratorio de Microbiología Molecular de la UAQ serán contabilizados e incluidos en las cifras oficiales de las autoridades sanitarias, dado que el examen que se aplicará en esta instalación es equivalente al que realiza la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro (SESEQ),  reconocido de manera internacional para el diagnóstico del virus.
A diferencia de la prueba experimental que se lleva a cabo en la clínica Universitaria de Santa Rosa Jáuregui con candidatos voluntarios, la aplicación de la prueba oficial de diagnóstico que se efectuará en CU sí tendrá un costo, todavía no definido, aunque la Máxima Casa de Estudios del estado intentará mantenerlo accesible para la población.
Adicionalmente, la UAQ continuará con su protocolo experimental de RT-PCR para la proteína “N” de SARS CoV-2 como prueba alternativa; que culminará pronto su primera fase y está en espera de más recursos.
La investigadora reiteró la importancia de efectuar el mayor número de pruebas de detección a la población, ya que de esta manera se contribuye, en primer lugar a la vigilancia epidemiológica; y también, al inmovilizar a la mayor cantidad de personas portadoras del virus o enfermas de COVID-19, se mitiga la propagación del coronavirus.
La Dra. García Gasca señaló que, dentro del proyecto integral de responsabilidad social universitaria que puso en marcha la UAQ durante la contingencia sanitaria por la pandemia de COVID-19 existen varias vertientes, entre las que se encuentran la consecución de esta certificación por parte del InDRE para poder aplicar la prueba diagnóstica reconocida de manera oficial; pero también el desarrollo de nueva tecnología, como la vacuna contra la proteína “S” del virus SARS Cov-2 (causante de la enfermedad COVID-19); además de la validación de la prueba de tamiz molecular RT-PCR para la proteína “N” de SARS CoV-2; y la experimentación con otra técnica molecular más sensible denominada LAMP.
También se trabaja en el desarrollo de una prueba inmunológica para detectar anticuerpos, que permita determinar si una persona ha estado en contacto con el SARS Cov-2 y conocer si ya desarrolló inmunidad a él.
Los protocolos científicos, expresó la Rectora, se someterán esta semana a la convocatoria hecha por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), a fin de gestionar recursos para la viabilidad de las investigaciones.

En relación al protocolo de tamiz molecular para detectar la presencia del virus SARS CoV-2 (causante de la enfermedad COVID-19) puesto en marcha por la Universidad Autónoma de Querétaro, hasta esta semana se tomaron muestras a 1,905 personas; de las cuales ya se entregaron 1,711 resultados.
En ocho días, el número de casos “reactivos”, es decir, de portadores de SARS CoV-2  pasó de 162 a 211 acumulados, lo que arroja una prevalencia del virus del 12.3 por ciento.
El protocolo de tamiz molecular para detectar la presencia del virus SARS CoV-2 surgió de la necesidad de implementar más pruebas de detección del virus en la población.
Se trata de un nuevo desarrollo científico que se encuentra en su fase experimental y cuyos resultados serán presentados al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (InDRE), al finalizar su primera etapa.
A diferencia de las pruebas oficiales, ésta es una prueba cualitativa que permite detectar de forma específica la presencia del virus aun cuando la persona no haya desarrollado la enfermedad, es decir, no presente síntomas.
La Rectora de la UAQ manifestó que probablemente en dos semanas se cerrará la primera fase del protocolo experimental, con un total de 3 mil muestras; y de cuyo análisis  se determinarán las fortalezas y áreas de oportunidad del tamizaje.
“Quiero recalcar que el método de detección del gen para la proteína ‘N” que nosotros diseñamos es específico para SARS CoV-2; no cruza con ningún otro virus. Lo que da mucha confianza en la prueba, porque no estamos identificando falsos positivos”, expresó la investigadora.
Actualmente en la base de datos del protocolo de investigación existe un registro de 4200 solicitudes; sin embargo, se ha observado que el 35 por ciento de las personas no se presentan a la cita de toma de muestra por lo que se prevé que en 11 días más de muestreo se completen las 3 mil pruebas de esta primera etapa.
“Estamos localizando recursos con el sector privado, concursando con el proyecto en CONACYT y gestionando con la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado, con la que se firmó el convenio de apoyo por 600 mil pesos, aunque no disponemos de ese fondo todavía”, apuntó la Dra. García Gasca.
Al concluir esta primera etapa, se entregará un reporte de resultados y, con base en la experiencia adquirida, se realizarán ajustes al protocolo para dar paso a la segunda etapa con un procedimiento mejorado.
En este sentido, anunció que la Máxima Casa de Estudios del estado incluirá un nuevo protocolo piloto dentro del proyecto, a través de su Facultad de Medicina, para dar seguimiento a los casos “reactivos” detectados en el tamizaje molecular.
Se trata de integrar visitas médicas a las personas reactivas, con la finalidad de dar seguimiento al desarrollo de síntomas que, en algunos casos, pueden no ser percibidos por la persona.
Cabe mencionar, que aunque una persona sea asintomática puede contagiar el virus. Actualmente, con las medidas decretadas por las autoridades de salud, como la Sana Distancia y la reducción de movilidad con la campaña de #QuédateEnCasa se ha estimado que cada portador puede contagiar a otros 256 individuos en un mes.
Esto quiere decir que, si los casos “reactivos” detectados por el protocolo se aíslan de manera efectiva, se lograrán evitar aproximadamente 54,016 contagios en un mes. El objetivo de lo anterior es lograr cortar la cadena de contagio y achatar la curva epidemiológica de la pandemia en nuestro estado y en el país.
La Rectora recordó que dado que el procedimiento que lleva a cabo la UAQ es un protocolo experimental, los casos de personas “reactivas” no son considerados en las cifras oficiales como casos positivos de COVID-19; sin embargo, se determina que han estado en contacto con el virus y pueden contagiarlo.
A las personas con resultado “reactivo” se les hacen las recomendaciones pertinentes tales como: aislarse en su casa, limitar lo más posible el contacto con otros miembros de su familia, utilizar tapabocas todo el tiempo, evitar la automedicación, reforzar las medidas sanitizantes y de desinfección de los espacios comunes, pero sobre todo, no salir a la calle por lo menos en un período de 14 días posteriores a la detección. 

Por tercera ocasión consecutiva, la Maestría en Ciencia y Tecnología Ambiental, de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), fue reconocida como un programa de excelencia académica al recibir, en este año, el nombramiento En Desarrollo por parte del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), perteneciente al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
 
De acuerdo con el Dr. Miguel Ángel Ramos López, coordinador de la Maestría, este proyecto tiene tres Líneas de Generación y Aplicación del Conocimiento: Identificación de la Contaminación y Modelación del Transporte de Solutos en Suelos para la Remediación; Desarrollo de Tecnologías para el Tratamiento de Aguas Residuales, Uso Eficiente del Agua y su Reúso; y Desarrollo de Tecnologías Botánicas, Microbiales e Integrales para el Manejo Racional de la Sanidad en los Cultivos, esta última, única en Querétaro.
 
“Somos un programa que tiene muchos vínculos; tenemos convenios de colaboración con el sector industrial, comercial y educativo y somos el único programa en el estado que tiene una línea de investigación que está enfocada en el manejo de plagas y enfermedades con metodologías sustentables”, añadió el Coordinador de esta Maestría.
 
El Dr. Ramos López afirmó que este programa ha desarrollado y actualizado con la intensión de ser una opción sustantiva entre los especialistas en diversas áreas, no únicamente de la Facultad de Química, pues se han adherido a él estudiantes de otras facultades de la UAQ, Instituciones universitarias del país, así como de Cuba, Colombia y Perú. Señaló que los docentes cuentan con grado de Doctorado, y prácticamente todos están dentro del Sistema Nacional de Investigadores y todos con perfil en el Programa para el Desarrollo Profesional Docente (PRODEP).
 
Entre los rubros evaluados están, entre otros, el porcentaje de graduados de la Maestría, la productividad de estudiantes y profesores, así como las observaciones solventadas de la revisión anterior. Por esta razón, la idea es que, con el trabajo de la comunidad universitaria, en el futuro el programa pueda conseguir los nombramientos En Consolidación y posteriormente De Competencia Internacional, que integra el PNPC, pues más allá de beneficiar a la Universidad, ayuda a que los estudiantes obtengan una beca de manutención y un proyecto de tesis con un investigador consolidado.
 
“Tenemos un programa completo que si bien, tiene que irse actualizando, que además es una solicitud que pide el Conacyt, tiene un alcance internacional”, señaló el investigador, quien resaltó la gran labor académica que existe para lograr cada uno de los retos y compromisos que representa ser un proyecto de calidad. “Vamos a ir paso a paso”, finalizó el Dr. Ramos López.
 
El objetivo de la Maestría en Ciencia y Tecnología Ambiental es formar profesionales de las ciencias químico ambiental con capacidad de generar ciencia y tecnología de alto nivel académico en temas relacionados con la contaminación ambiental, el uso racional de los recursos naturales y con responsabilidad social.