Presentan en la UAQ libro “Desamparo de la niñez”

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), a través de la Maestría en Creación Educativa, y el Cuerpo Académico, Educación Poética y Psicoanálisis de la Facultad de Psicología,  presentó el libro “Desamparo de la niñez –en el mundo capitalista globalizado–. Su transmutación poiética”; un texto que aborda la condición de orfandad de niños y niñas en el mundo actual.


La obra fue compilada por la Dra. Jaqueline Zapata Martínez, coordinadora de la Maestría en Creación Educativa; comentada por la Dra. Blanca Estela Gutiérrez Grageda, Profesora Investigadora de la Facultad de Filosofía y el Mtro. José Luis Bautista, Profesor de la Facultad de Bellas Artes, Campus San Juan del Río; moderada por la Mtra. Susana Rodríguez y contó con la presencia del Dr. Jaime Magos Guerrero y el Dr. Héctor Martínez, copartícipes del libro.


Al respecto, la Dra. Gutiérrez Grageda, dijo que los jóvenes cargan con un peso enorme y con un futuro bastante complejo; por ello, destacó que debería de haber un futuro esperanzador para la niñez que permita construir realidades diferentes a la de los jóvenes de hoy.  


“De este binomio, niñez y desamparo, da cuenta el libro que nos congrega. El ensayo que en él integra la Mtra. Betzaved Palacios nos impone, de entrada,  una lápida muy pesada, relativa a las estructuras económicas de un mundo globalizado y nos muestra el desamparo simbólico de la niñez en la sociedad contemporánea centrada en la razón instrumental”.


Agregó que “la población de mayor vulnerabilidad son los niños y los jóvenes de todo el orbe, para Palacios no hay signo más ominoso del deterioro en que ha caído la humanidad, que ver a las pequeñas criaturas, los niños expuestos a diversos riesgos, sin que ello represente un freno a la desmesura destructora del hombre”.  
Por su parte, la Dra. Jaqueline Zapata Martínez, explicó que esta publicación está escrita en dos sentidos, “el primero, aquel que devela la condición de desamparo de niños y niñas en un mundo que todo lo calcula, incluso la vida de la infancia. El segundo, es el tono de la esperanza, la cual trae consigo cada niño que nace en esta tierra, la esperanza de la vida, frente aquel cálculo que desgarra a la humanidad entera”.
Agregó que “en este mundo cruento, ejércitos –y otros grupos del terror– de África, Medio Oriente y América Latina, reclutan niños para el negocio de la guerra y del terrorismo aledaño, y, por su parte organizaciones criminales –desde EU hasta el sur de América, de Tailandia a la India y más, reclutan niñas para el oscuro negocio de la explotación infantil”.


Finalizó que “la infancia es vida, renacimiento y vida constante, y ello es más fuerte que cualquier tentativa mortal. La infancia es poesía que canta –al verde de la tierra, al azul del cielo y al dorado del sol. Tal conexión cósmica es muestra del amor que es su vida, de ahí el canto a ella. Canto que es luz –de amor. Amor (que nunca claudicará) es la vida de niños y niñas. Vida con la que renuevan  cada día de la tierra, transforman el mundo y recrean la historia”.


Por ello, subrayó la docente, que niños y niñas amparan al mundo y no viceversa.