Clausuran “Verano Intensivo 2017”

·         Los brigadistas universitarios expusieron los resultados de su estancia en siete comunidades de distintos municipios del estado.

 

Autoridades de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) encabezaron la ceremonia de clausura del programa Verano Intensivo “UAQ comprometida con la sociedad que le da vida” 2017, evento en el cual, los equipos de brigadistas expusieron las actividades comunitarias que realizaron durante su estancia en siete comunidades de cuatro municipios de la entidad.

 

Por este motivo, se llevó a cabo una ceremonia prehispánica en reconocimiento y veneración a la naturaleza, con lo cual se cierran y abren nuevas etapas para cada uno de los participantes después de esta campaña social. Este tipo de actos, eran propios de los pueblos Mesoamericanos que se reconocían como hijos de la tierra.

 

En este encuentro, el rector de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, Dr. Gilberto Herrera Ruiz, agradeció el esfuerzo y la dedicación que pusieron los casi 100 estudiantes de diversas facultades universitarias durante cuatro semanas que permanecieron en estos lugares para ofrecer su servicio social y voluntariado.

 

En este sentido, recalcó la importancia de que los jóvenes desarrollen tareas que impacten directamente en estas poblaciones y de esta forma, devuelvan algo de lo que la sociedad les ha dado al permitirles -con sus impuestos- estar en la élite de nuestro país que tiene el privilegio de estudiar una carrera profesional.

 

Por este motivo, cada uno de los equipos dio a conocer el trabajo que desempeñó, lo que incluyó una presentación con las actividades que coordinaron junto con los pobladores y la detección de problemáticas, pero además, su propuesta para ayudar a solucionarlas.

 

La Mtra. Magali Elizabeth Aguilar Ortiz, secretaria de Extensión Universitaria, reconoció que, a pesar de que el servicio social es un requisito indispensable para su titulación, es un orgullo que este grupo de alumnos se hayan comprometido por evitar el camino más fácil y encaminar esta labor en lugares que requieren el apoyo universitario.

 

Este año, los jóvenes realizaron esta labor en las comunidades de La Florida y El Jardín, en Arroyo Seco; la cabecera municipal de Landa de Matamoros; en Charco Frío (Barrio de Santiago) y Boxasní en Cadereyta de Montes y El Zorrillo en Huimilpan.